21 de Enero de 1976. PRIMER VUELO COMERCIAL DEL AVIÓN SUPERSÓNICO CONCORDE.  

Posted by Carolina in , , , ,


El Concorde es un avión jet supersónico que fue utilizado intensamente de forma comercial. Fue construido por los fabricantes europeos BAC (British Aircraft Corporation) y Aérospatiale. Ha sido el segundo avión supersónico comercial, ya que el primero fue el Tu-144.

Al mismo tiempo que Francia e Inglaterra se unían para hacer el proyecto del Concorde, Estados Unidos también tenía su propio proyecto supersónico, el Boeing 2707, pero nunca llegó a realizarse por los altos costes de producción y pocas probabilidades de ventas.



A finales del año 1950, compañías aeronáuticas del Reino Unido, Francia, Estados Unidos y la URSS coinciden en querer construir el primer avión civil supersónico.

La francesa Sud Aviation y la inglesa Bristol Aeroplane Company construyen respectivamente el Super-Caravelle y el Bristol 233. Ambas empresas recibieron ayudas económicas por parte de sus respectivos gobiernos, que querían afirmarse frente a la dominación aeronáutica estadounidense. En los años 1960 los dos proyectos se encontraban en una fase bastante avanzada, pero el alto coste de los aparatos hizo que pidiesen la colaboración de los gobiernos. Por lo tanto, el proyecto de desarrollo del futuro Concorde fue más un acuerdo estatal franco-británico que un acuerdo comercial entre los constructores.


El acuerdo de cooperación, cuyas discusiones se prolongaron durante más de un año, fue firmado el 29 de noviembre de 1962. BAC (Bristol Aeroplane Company) y Sud Aviation se repartieron los costes del aparato en sí mismo; al igual que Rolls-Royce y SNECMA para construir el reactor derivado del Olympus británico y bautizado Olympus 593. En realidad los ingleses trabajaron en el modelo que se utilizaría para los vuelos transatlánticos, mientras que la fábrica francesa trabajaría con los destinados a tramos medios. El consorcio recibió pedidos para la fabricación de más de cien aviones de este tipo. Los clientes más importantes fueron las principales líneas aéreas de la época: Pan Am, BOAC y Air France. Cada una pidió seis aviones Concorde.

El Concorde realizó la primera prueba de vuelo sobre la ciudad de Toulouse el 2 de marzo de 1969 bajo la dirección de André Turcat, y con la ayuda de Jaques Guignard, Henri Perrier y Michel Retif. La duración fue de 29 min. Alcanzó por primera vez velocidades supersónicas el 1 de octubre de ese mismo año, llegando un año más tarde a la velocidad Mach 2.

Dado que el programa de ensayos de vuelo de la versión de desarrollo 001 avanzaba sin incidentes, el 4 de septiembre de 1971 comenzaron las demostraciones destinadas al público general. El 2 de junio de 1972, el segundo prototipo (002), hizo sus demostraciones en el Medio y Extremo Oriente. Éstas ocasionaron un aumento de pedidos de fabricación del avión, ya que 16 compañías aéreas, de las cuales ocho eran estadounidenses, pidieron 74 aviones.

El 21 de enero de 1976 se inician los primeros vuelos comerciales en las rutas Londres–Bahrain y París–Río de Janeiro.

Sin embargo, una combinación de factores que incluyó la crisis del petróleo de los años 1970, las dificultades financieras de las compañías aéreas, el accidente del competidor soviético Túpolev Tu-144 e incluso problemas ambientales, como el ruido del estampido sónico, hacían reticentes a las autoridades estadounidenses a permitir el aterrizaje de esos aparatos en su territorio (el mercado más rentable). Pese a que posteriormente Estados Unidos autorizó los vuelos supersónicos de pasajeros el mal ya estaba hecho y compañías como TWA o Pan Am cancelaron sus pedidos.[3] Air France y British Airways se convirtieron en los únicos compradores.


En mayo de 2003 y después de 27 años de historia el Concorde dejaba de volar. Coincidiendo con el centenario del vuelo inaugural de los hermanos Wright, Air France puso fin a los vuelos supersónicos del Concorde.

El avión dejó de estar en servicio debido a que los vuelos eran caros y también el mantenimiento del avión. Además el 25 de julio del año 2000 se produjo el primer y único accidente de un Concorde. Durante el despegue, al vuelo 4590 de Air France se le incendió un depósito del ala al pisar con una de las ruedas una chapa que había sobre la pista, haciéndola saltar y golpearlo fuertemente, lo que hizo que se estrellara contra un hotel en Gonesse, al norte de la aglomeración parisina; hubo 113 muertos. El accidente, y el hecho de que los vuelos eran demasiado caros, acabaron con el Concorde.

Los coleccionistas han hecho sus ofertas y todo el mundo pretende ahora un recuerdo del famoso modelo de avión. British Airways se ha beneficiado mediante la subasta del desguace controlado de sus aparatos.

Sin embargo, Air France ha considerado que estos aviones supersónicos forman parte del «patrimonio aeronáutico de la humanidad», y ha donado cuatro de sus cinco aparatos a distintas instituciones que los conservarán y los mostrarán al público:

Museo del aire y del espacio. Le Bourget (a 8 km de París).

Parque aeronáutico de Airbus, Toulouse: en este lugar el Concorde efectuó su primer vuelo de prueba el 2 de marzo de 1969, antes de iniciar su andadura comercial en 1976.

Technik Museum Speyer, Sinsheim (Alemania): Air France lo eligió por ser el único lugar del mundo donde el avión puede exponerse junto a su homólogo ruso, el Tupolev TU-144. Y es un homenaje a las 113 personas —casi todas alemanas— fallecidas en el único accidente del Concorde, el 25 de julio de 2000.

Smithsonian National Air and Space Museum, Washington: exhibido junto al primer prototipo de los hermanos Wright, con el que volaron por primera vez en 1903.

Aeropuerto Charles de Gaulle de París (Roissy): el quinto Concorde de Air France seguirá perteneciendo a la aerolínea y podrá ser visitado en el principal aeropuerto parisino.
El fin de los Concorde de British Airways significó el fin de los vuelos civiles supersónicos.

Solamente Richard Branson, el excéntrico propietario de Virgin Atlantic, intenta adquirir un aparato con intención comercial: «Es una tragedia. Debería existir al menos un Concorde siempre listo para volar, aunque sólo sea por razones históricas».

También se exhiben partes del avión, como el motor y el intake (toma de combustible), en varios museos del mundo, como el Museo del Concorde en Ciudad Juárez, Chihuahua, México.




RUTAS MÁS VOLADAS:

París- Nueva York - París
Londres - Nueva York - Londres
Londres - Washington - Londres
París - Washington - París


VUELOS COMERCIALES:

Los primeros vuelos comerciales comenzaron el 21 de enero de 1976 con las rutas Londres–Bahréin y París–Río de Janeiro. En Estados Unidos, el Congreso había prohibido el aterrizaje del Concorde en su territorio debido a las quejas recibidas sobre el estampido sónico. Esto supuso un gran problema para las compañías que tenían en mente la realización de vuelos transatlánticos.

Cuando la prohibición fue anulada en febrero de ese mismo año para los vuelos supersónicos sobre sus aguas territoriales, Nueva York prohibió inmediatamente el vuelo del Concorde sobre su territorio. Con la poca elección que British Airways y Air France tenían en cuanto a destinos, el 24 de mayo abrieron sus rutas hasta Washington DC. Finalmente, en 1977 Nueva York suprimió la restricción de vuelo concerniente al Concorde, y el 22 de noviembre de ese mismo año se abrieron las rutas Nueva York–París y Nueva York–Londres. La duración media del vuelo en los dos itinerarios era aproximadamente de tres horas y media.

Hasta 2003, Air France y British Airways tuvieron vuelos regulares con Nueva York. Además, el Concorde volaba a Barbados durante la estación de vacaciones de invierno. En algunas ocasiones voló también hacia Rovaniemi, en Finlandia. El 1 de noviembre de 1986, el Concorde realizó la vuelta al mundo en 31 horas y 52 minutos.

Durante algún tiempo breve en 1977 y posteriormente entre 1979 y 1980, British Airways y Singapore Airlines compartieron un Concorde para operar entre Bahréin y el aeropuerto internacional de Changi en Singapur. El aparato matriculado G-BOAD fue pintado con los colores de la compañía de Singapur en el flanco izquierdo y con los colores de la operadora británica en el derecho.

Sin embargo, esta ruta fue anulada tras los tres primeros meses porque el gobierno malayo presentó quejas sobre la contaminación acústica del avión. No se volvió a abrir hasta que no se utilizó un trayecto que no sobrevolara el territorio malayo. Finalmente, India denegó el permiso al Concorde para adquirir velocidades supersónicas en su espacio aéreo, por lo que la línea fue declarada inutilizable para el Concorde.

Entre 1979 y 1988, Braniff International alquiló dos aviones Concorde: uno perteneciente a British Airways y otro a Air France. Fueron utilizados para la realización de vuelos regulares entre el aeropuerto de Fort Worth de Dallas y el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York. Por motivos legales, los aparatos utilizados por Braniff fueron registrados en los dos estados (Texas y Nueva York) y además uno en Francia y otro en Reino Unido. El mantenimiento de los aviones era realizado por sus compañías europeas de origen. Sin embargo, como estos vuelos no eran rentables para Braniff ya que normalmente sólo se llenaban al 25% de su capacidad, la compañía dejó de operar con el Concorde.


This entry was posted on martes, 19 de enero de 2010 at 20:41 and is filed under , , , , . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

6 Pensamientos sobre la Historia

¡Un verdadero halcón en el aire! Cuando dejaron de volar sentí como si me hubiesen quitado algo de mi infancia, una posibilidad de que la ciencia ficción se hiciese real. Si yo tuviese la pasta de Branson seguro que intentaría un proyecto como ése.
Saludos.

19 de enero de 2010, 21:06

Totalmente de acuerdo contigo. La pena es que un proyecto de tal envergadura no tuvo suficiente apoyo económico, los vuelos resultaban carísimos para los pocos usuarios que utilizaban sus servicios. Pero, ¿imaginas la sensación que se experimenta al romper la barrera del sonido?. Una curiosidad: resulta que, cuando hablamos, nuestra voz viaja también a velocidad Match, la velocidad del sonido; lo que ocurre es que no produce ese estruendo en nuestros oídos, ¿curioso, verdad?.
Besos y gracias por tus inteligentes comentarios!

19 de enero de 2010, 21:13

Cuando escuche por primera vez la noticia de que dejaria de volar el concorde no me lo podia creer. Parecia una de esas cosas que siempre estaria ahi, tan famoso era. Pero claro, si algo no es competitivo y rentable esta destinado a desaparecer tarde o temprano.

Buenas noches, madame

Bisous

19 de enero de 2010, 21:42

Carolina...

Gracias por este bonito post, que me ha traido recuerdos de este gran avión, y una pena que porque no fuera rentable lo quitaran de enmedio. Asi es la vida. Romper la barrera del sonido debe ser ya la leche, y el detalle de que nuestra voz viaja a esa velocidad era tan evidente que nunca lo supe. Querida amiga, gracias por ilustranos.

Un monton de besos y abrazos.

19 de enero de 2010, 22:24

Mi muy estimada Madame: yo tampoco podía creer que el Concorde dejara de volar; un avión pionero, capaz de romper la barrera del sonido, de cruzar grandes distancias en poco tiempo, pensaba yo, ingénua, que sería un gran adelanto.
Pero ya vé Ud., Madame, que el bolsillo es el que manda. En mi modesta opinión, dejar perder un avance como éste es iperdonable.
Y muchas pegas tuvieron su orígen en la "contaminación acústica" del aire...
Bisous, Madame!

Queridísimo Félix: es cierto, que nadie cae en la cuenta de que nuestra voz viaja a la velocidad Match, la misma que el Concorde, debido a que es también sonido. Pero, ¿sabes que nuestros susurros al oído también viajan a velocidad Match, y, sin embargo, resultan agradables?
También un montón de besos y abrazos para tí.

19 de enero de 2010, 22:42

¿Sabìas que el Concorde llegò a aterrizar una vez en el aeropuerto de Maiquetía, contiguo a Caracas?
Para ello hubo que habilitar kms adicionales de pista pues no cabìa. A Dios gracias no hubo novedad
--------------
Lo del colapso de la represa es algo terrible. Dios tenga misericordia

1 de febrero de 2010, 18:47

Publicar un comentario

Nos visitan desde

Blog Widget by LinkWithin